Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. (Efesios 5:16-17)

Dios ha revelado Su voluntad en la Escritura. Sin embargo, no siempre encontraremos respuesta de manera explícita a todas las interrogantes que tengamos. Aún así, podemos considerar principios bíblicos que deben guiarnos. En la primera parte hablamos de cinco principios para tomar decisiones y hoy introduciremos cinco más. Primero, ¿esta decisión vulnerará el Señorío de Cristo en mi vida? (Rom. 14:8, 22-23). Nuestra mente es el motor y la conciencia es el volante. Debemos alimentar nuestra mente con la Palabra de Dios. Si tu conciencia te condena, ¡no lo hagas! Segundo, ¿ayudará a otros cristianos? (1 Cor. 8:9-10; Rom. 14:19-21) Tus decisiones afectan a otros. No debes hacer tropezar a otro, aunque tu conciencia te permita hacerlo. Antes de decidir debes considerar si afectarás de alguna manera a tu hermano o no. Tercero, ¿contribuirá a que otros conozcan a Cristo? (1 Cor. 10:25-29) Debemos considerar al hermano más débil. Haciendo esto, el incrédulo notará el amor fraternal que existe entre cristianos. Este amor fue diseñado por Dios para atraer a los incrédulos a Cristo. Cuarto, ¿haría esto el Señor? (1 Juan 2:6) Debemos imitarle. Debemos andar como Él anduvo. Cuando no estamos seguros de Su voluntad porque no hay nada explícito en Su Palabra en cuanto a esa decisión en particular, este principio puede guiarnos. Quinto, ¿glorificará esto a Dios? (1 Cor. 10:31) Este es el principio de exaltación. Todo lo que hacemos debe exaltar o glorificar a nuestro Señor, por lo tanto, debemos considerar si nuestra decisión llevará más gloria a Su nombre o no. La voluntad de Dios no es un secreto. No es difícil encontrarla. Cuando la Palabra de Dios no es explícita en cuanto a lo que debemos hacer, podemos estar seguros de que nos movemos en la voluntad de Dios si aplicamos estos principios bíblicos.

Reflexión: ¿Estás considerando principios bíblicos en tus tomas de decisiones o estás dando
oportunidad a que tu entorno, tu sabiduría y tus emociones dicten?