blogger

Meditaciones


La Santificación
Cuando leemos la Escritura cuidadosamente notamos que ésta nos da dos significados principales de la palabra santificar. El primer significado es el más común en toda la Escritura y quiere decir...
Orad sin cesar
La Escritura no nos sugiere que oremos si somos hijos de Dios, sino que nos manda a hacerlo. Debemos orar siempre, orar en todo tiempo; debemos velar y orar; con toda oración y suplica en el Espíritu con acción de gracias y perseverar en ello.
Santidad práctica
Debemos vivir en santidad práctica a la luz de nuestra esperanza eterna. El Señor viene otra vez para llevarnos con El a su Gloria. El prometió que estaríamos con El. Sin embargo, nuestra esperanza futura tiene implicaciones para nuestra conducta presente.
La Disciplina de Dios
Dios también nos disciplina trayendo directamente o permitiendo en nuestra vida situaciones adversas: enfermedad, calamidad, accidentes, pérdida de ingresos, conflictos internos, pruebas externas, presiones y luchas de todo tipo por las cuales todos atravesamos etc.
Regalos de Gracia
Para muchos la navidad es solo eso, un énfasis exagerado en gastar tiempo, dinero y energías en las compras de Navidad. Pero, como cristianos debemos utilizar este tiempo para meditar en los regalos que realmente cuentan y tienen impacto eterno.
El Cristiano y la Aflicción
Una de las realidades de la vida es que todos nosotros atravesamos momentos de aflicción. Todos sin excepción pasamos por periodos difíciles; no siempre de la misma manera, o con la misma intensidad, pero una cosa es cierta: las pruebas no se pueden evitar.
¿Ama Dios al Mundo?
Dios es amor por naturaleza. Él nunca deja de amar. Y es que Su amor no está sujeto a estados de ánimo como en ocasiones sucede con nosotros, cuando a veces amamos pero a veces no nos sentimos con deseos de amar.
Identidad en Cristo
En Efesios 1 el apóstol Pablo escribe: Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en El antes de la fundación del mundo.